01 de Julio 2019

<< Volver a novedades

La Cámara te visita: San Pedro

E l acierto de emprender el compromiso de ir al negocio de los asociados e intentar acrecentar vínculos y nuevas posibilidades conjuntas quedó corroborado, con creces, en el capítulo que esta semana correspondió a Maderera San Pedro, en Balbín 1111: por partida doble, es decir, del lado del propietario de esta reconocida empresa con 60 años de trayectoria y también de los directivos de la Cámara Empresaria que protagonizaron la nueva visita, se puso de manifiesto el alcance de esta iniciativa.

En la cúspide de su experiencia, Arnaldo Ghironi -artífice de un emprendimiento familiar que es marca registrada en Tandil y la zona- confió a la dirigencia empresarial infinidad de detalles y recursos técnicos que revelan por qué es uno de los próceres serranos en el negocio de la madera, la carpintería y las nuevas tendencias que se sumaron a través de materiales y tecnologías surgidos en los últimos tiempos.

Pero al mismo tiempo no dejó pasar la ocasión para hacer saber varias cuestiones –impositivas, administrativas, de sentido común y de proyección hacia el futuro de cualquier establecimiento- que imponen asumir reclamos, gestiones y el aporte de soluciones de parte de la entidad que nuclea al empresariado local.

Al respecto, el miembro de la comisión directiva de la Cámara Empresaria, Gastón Vázquez, destacó la agudeza conceptual de Ghironi, su perspicacia para poner en relieve los aspectos más importantes de una pyme por sobre otros asuntos de mera burocracia y agradeció al anfitrión por no guardarse reclamos ni quejas y plantear sus inquietudes de larga data en un contexto donde lo que más abundó fue la erudición forjada en un recorrido trazado con sus propias manos.

“¿Saben lo que es un industrial”, preguntó Ghironi, “un tipo que se priva de un montón de cosas porque si no pierde el tren”, se respondió entre risas mientras exhibía varias maquinarias que dejó a un costado porque tuvo que enfocar el rumbo hacia la tecnología de punta, esa misma que hoy le permite conjugarla con su calidad artesanal y colocar en el mercado más de 110 modelos de molduras como así también corte de placas, -entre otros tantos servicios específicos- y ofrecer a las distribuidoras ordenadores, vestidores, alacenas, cajones y todo tipo de mobiliarios para oficinas.

Finalmente, el dueño de casa volvió sobre otra acepción de la palabra “industrial” (que bien podría ser una autodefinición): “también es un místico, porque tiene que indagar en la sociedad qué es lo que ella busca, para hacerle la vida más fácil”.•

Novedades

Promociones de nuestros asociados

Conozca las promociones y productos de nuestros asociados.