08 de Agosto 2019

<< Volver a novedades

La Cámara te Visita: “Galtech” - El crecimiento como única constante

Un crecimiento ininterrumpido a lo largo de cuatro décadas convirtió un emprendimiento unipersonal -que en un principio se ajustaba al despliegue que pudiera abarcar su solitario protagonista- en una de las empresas más importantes de Tandil, con una gran planta en el Parque Industrial, 80 empleados y presencia en toda la provincia de Buenos Aires a través de estructuras metálicas, galpones, techos, tinglados, depósitos, cámaras de enfriamiento y congelado, movimiento de suelos y demás.

“Galtech” –marca registrada entre los tandilenses a fuerza de una presencia constante- es la firma protagonista esta vez del contacto “in situ” que la Cámara Empresaria realiza semanalmente a través de la presencia de sus directivos en el espacio de las empresas locales.

Y Ángel García, es el hacedor y propietario del establecimiento que recientemente marcó un nuevo hito a través de la inauguración de su planta de 4000 metros cuadrados.

Desde allí ahora refuerza su vocación de impulso e integración familiar a la empresa, a través de desafíos que en honor a su histórica modalidad, se definen en función de los logros consolidados, uno tras otro, paso a paso, meticulosamente.



BIEN DE FAMILIA


Ángel García descree de la queja o los refunfuños: para él, como bien se lo hizo saber a los directivos de la entidad empresarial Marcos Redolatti e Ignacio Cuesta, el espíritu de superación y de trabajo están por encima de las crisis y las coyunturas, siempre. Y si con eso no bastara para explicar cómo logró hacer de Galtech una firma modelo en la región, insistió en el criterio de saber calibrar la magnitud de cada nuevo reto con la certeza de que se va a cumplir en “tiempo, forma y todo lo que sea necesario”, con el cliente.

Al detalle, explicó los avances administrativos, tecnológicos y logísticos que trajo consigo la puesta en funcionamiento de la flamante planta –donde ya vislumbra ampliaciones- y junto a hija Cecilia ofrecieron durante la recorrida otra de las claves del éxito: el compromiso familiar con el esfuerzo productivo.

Convencido de la importancia de ese perfil y del culto al esfuerzo constante, García elogió acciones desplegadas por la Cámara Empresaria –como el Compre Tandil- y, a tono con su perfil, evitó hablar de las dificultades pero sí ofreció una sugerencia a gestionar desde el ámbito institucional: “las fábricas debieran poder inscribirme como Bien de Familia. La ley protege el hogar, y me parece muy bien”, aclaró, “pero creo que las fábricas también debieran tener ese resguardo, para el bien propio y de toda la sociedad, porque es ahí donde se generan las posibilidades de mantener a las familias y crecer”.•

Novedades

Promociones de nuestros asociados

Conozca las promociones y productos de nuestros asociados.