Historia de la Cámara Empresaria de Tandil

la historia tiene su punto de partida el lejano 13 de agosto de 1922, una Argentina en pleno desarrollo y afianzamiento de su identidad, tenía como uno de sus rasgos distintivos el espíritu asociativo que forjó y moldeó innumerables Instituciones. Aquellos visionarios pioneros, desde su incipiente rol de dirigentes intuyeron la necesidad de contener las expectativas del sector comercial y poder contribuir desde la flamante Cámara Comercial -como se denominó en su origen- a la defensa de los intereses y al desarrollo de la actividad en la ciudad y la región.

Mucha agua corrió bajo el puente de la actividad comercial, en el extenso derrotero de la Institución se entrelazan vicisitudes y logros que fueron afirmando una conducta y forjando nuevos dirigentes. Siempre enfocada hacia el servicio y el resguardo de los preceptos gremiales, en su seno la CET, albergó los comercios que marcaron el pulso del Tandil.

En la segunda mitad del siglo XX, los distintos Centros que aglutinaban rubros de negocios (almaceneros, peluqueros, paperos, etc), se integraban bajo el paraguas de la Cámara para canalizar inquietudes y llevar adelante propuestas y peticiones. En la década del 60 la Cámara Comercial contaba con más de 1000 comercios adheridos.

La inquietud dirigencial y la fuerte inserción del sector en la vida comunitaria introdujo a la Institución en la discusión de los grandes temas de la comunidad, queda como referencia de este accionar el "Plan 1000 líneas", llevado adelante desde la Institución para ampliar el acceso a la telefonía fija de comercios, industrias y particulares en los albores de la década del 80.
La numerosa adhesión, derivó décadas más tarde, en la segmentación de actividades, de ese modo la antigua denominación "Comercial" se transforma en empresaria, para abarcar de manera conveniente la totalidad del universo productivo de la región. Con este advenimiento se segmentan las actividades creando las secretarías de Industria, Comercio y Producción, abarcando esta última las actividades primarias relacionadas con los comoditties.

Los vaivenes económicos que afectaron a la sociedad desde los 70, sometieron a la conducción a continuos golpes de timón, pero al mismo tiempo pusieron a prueba el temple dirigencial para terminar de conformar una entidad sólida, confiable, y con respuestas para sus asociados.

Cerca del advenimiento del tercer milenio llega el proceso de transformación incipiente en el que todavía se encuentra inmersa la CET, proyectando un fuerte desarrollo de los servicios brindados, incorporando herramientas de gestión vitales como soporte de empresas asociadas. Recursos humanos, comercio exterior, organización de eventos, medicina laboral, asesorías, capacitación, contact center, etc, conforman una dinámica y calificada oferta que complementa las necesidades de una empresa.

Se profundiza al mismo tiempo la participación comunitaria, con presencia y decisión en los principales foros de la ciudad, a partir de un concepto globalizado; asociatividad, responsabilidad social, normas de calidad, se proyectan como ejes de gestión, que sin olvidar aquel espíritu del génesis, marcan un rumbo definido y moderno de la CET, al servicio de todo el ámbito empresario de la ciudad que la contiene.

Promociones de nuestros asociados

Conozca las promociones y productos de nuestros asociados.